PROTOCOLO DE CENTRO PARA DÍAS DE FRÍO.

Queridas familias,

Esperamos que estéis capeando el temporal de la mejor forma posible. Desde el centro estamos volcados en todas las medidas que van encaminadas a limitar la transmisión del virus y de momento, nos estamos defendiendo bien.

A este respecto, queremos informaros sobre el protocolo que seguiremos de cara a los fríos días de otoño/invierno, que pronto nos visitarán.

Tal y como nos marcan los protocolos de sanidad y de educación, la ventilación de las aulas será un aspecto clave. De hecho, es uno de los principales aspectos que hemos tenido en cuenta desde que empezó el curso, (junto con las medidas higiénicas a base de geles hidroalcohólicos, desinfección de aulas, distancia interpersonal y mascarilla).

Hasta ahora, y debido a que las temperaturas no han sido muy bajas (mínimas de 7 u 8 ºC), nos hemos permitido mantener las ventanas y puertas abiertas el máximo tiempo posible, pero de ahora en adelante, tendremos que ser un poco más conservadores por el bien de todos.

A este respecto, desde el centro hemos hecho un esfuerzo económico y nos hemos provisionado de medidores de dióxido de carbono para todas las aulas. Es un método indirecto para medir el grado de saturación de las aulas en forma de aerosoles y por tanto, un posible indicador para saber en qué momentos debemos ventilar.

Aun así, por norma general, se ventilarán las aulas por ventilación cruzada (ventanas y puerta) después de cada clase, aprovechando los 6 o 7 minutos que se tarda en el cambio de clase mientras los docentes limpian el aula. Con los medios que tenemos y los problemas de climatización que el edificio presenta, no podemos permitirnos abrir más tiempo que ese. La localización del edificio (loma) hace que las corrientes de aire sean tremendas y la sensación térmica en el aula seria insostenible, aun con ropa de abrigo, bufanda y guantes. Lo que tenemos claro es que, tiene poco sentido que tratando de combatir una enfermedad, caigamos en otras muchas por falta de unas condiciones ambientales mínimas. 

Sin embargo y a pesar de esta medida conservadora, no podemos obviar una realidad constante desde que nuestro IES se fundó. En las clases, hace frio. Siempre lo ha hecho, y este año va a ser peor, por lo que aconsejamos encarecidamente que el alumnado acuda al centro con ropa adecuada. Los abrigos, bragas y bufandas van a ser necesarios, así como un buen calzado. No es lo mismo estar en un sitio frio en movimiento, que estar sentados durante varias horas, así que por favor tenedlo en cuenta.

Por lo demás, esperamos pasar este invierno de la mejor forma posible. Con el apoyo de todos/as, seguro que lo conseguiremos.

Atentamente,

Equipo directivo.